Una abuela a la revisión ginecológica.

El doctor:

- Puede ir detrás de la pantalla, desvestirse y tumbase en el sofá. Cuando está lista, llámame.

Después de unos minutos se oye:

- ¡Ven aqui, travieso!


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!