En la entrada estaba su padre

Un joven volvió a su casa tarde por la noche. En la entrada estaba su padre y le dijo:

- Otra vez has salido para beber, buscar mujeres, fumar...

- ¡Papá, la envidia es mala!


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!