Un hombre sueña con un amigo que ya murió. En el sueño, el amigo le dice:

- ¿Sabes? Me he convertido en supermillonario y también soy inmortal. 

- Entonces... ¿para ti un millón de euros es como un euro? 

- ¡Exacto! 

- ¿Y mil años son como un segundo? 

- ¡Eso mismo! 

- Muy bien, ¿qué tal si me prestas un millón de euros? 

- Vale... espera un segundo. 


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!