El hombre y la mujer cenando sopa, pero la mujer trago fuerte. El hombre se convierte, le pega una paliza y se sienta.

- Pero ... ¿Por qué?

- ¡Sorbes!

La mujer sigo cenando y después de un minuto – una paliza más potente.

- ¿Y ahora qué?

- ¡SORBEESSS!

La mujer se enfadé y dejó la cuchara. Después de un minuto - una bofetada más bestial...

- ¡Eeeh!, ¡pero ahora yo no hice nada!

- Me recordé como sorbiste...


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!