-Esta mañana estaba a la pesca, pero muy rápido me quedado sin cebo. Y entonces vi una serpiente con una rana en la boca. Sé que las ranas van bien en cebo para las carpas.

Sentí que la serpiente no me podía morder hasta que la rana esta en su boca y la agarré por el cuello, la sacudí, y cogí la rana. Ahora la cosa era como liberar la serpiente sin ser mordido. Así que tomé la botella de orujo y se la he dado poco en la boca. Ella aturdido los ojos y se ha doblado... así que la soltó y echó a correr.

Seguí a pescar y pronto sentí algo que se enrolló a mis piernas. Miro y qué veo - esa misma serpiente me trajo dos ranas más.


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!