Al menos una vez que terminas segundo

Uno vuelva en casa:

- Mira que condones he comprado, Olímpicos - oro, plata y bronce! - cuenta a su mujer.

- Y esta noche, ¿a qué vas a usar?

- De oro por supuesto.

- Por favor, ponga de la plata. Al menos una vez que terminas segundo.


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!