Algo de qué voy a sudar

Un hombre entra en una farmacia. 

- Buenos días, quiero algo de que me voy a sudar

 Al momento, el farmacéutico saca de debajo del mostrador dos bolsas enormes cargadas con la compra, se las da y le dice: 

- Lleve estas bolsas a la calle Quinto Pino 23, quinto piso puerta B, sin ascensor: ¡Ah, y no se entretenga por el camino! 


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!