Aquí sin calculadora no puedo ya

El buen caballero va a luchar contra el mal dragón. Arremetió con su espada y le cortó la cabeza. A Su lugar crecen dos nuevas cabezas. Cortó y ellos, en su lugar crecen cuatro. Una vez más cortarlas, crecen ocho. Y ellos ha cortado, dieciséis cabezas han crecidos.

- Sí, pero ... - pensó el caballero. - Aquí sin calculadora no puedo ya.


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!