Bolso de piel de elefante

Dos amigas se encuentran y comienzan a hablar:
- Mira, me he comprado una bolsa, hecha de piel de cocodrilo.
- La mía es de elefante, pero es de la piel de su pol*a.
- ¿Y qué?
- ¡Cuando le hago caricias, se convierte en una maleta!

La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!