Una mujer compra de la farmacia supositorios

Una mujer compra de la farmacia supositorios contra las hemorroides. Girando ve a un hombre guapo y se ha avergonzado de que había visto la compra. 

Él decidió aliviar la tensión: 

- ¡Muy bonito candelabro tiene!


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!