En la sauna se encuentra una mujer muy gorda

En la sauna se encuentra una mujer muy gorda.

Entra  un hombre y le dice:

- ¡Hombre! ¡que culo grande tiene usted!

 La mujer le da una paliza.

Entra segundo hombre y le dice lo mismo.

La mujer sin pensar lo pega en el ojo.

Después poco tiempo entra  tercer hombre. Los otros dos lo avisan que él realmente no debe decir nada para el culo de la mujer, porque cada uno ya tiene uno ojo azul. 

El hombre no aguanta y la dice:

- ¡Pero usted tiene pechos muy pequeños!

La mujer:

- ¿Y que?

El hombre:

- Sí, se puede hacer algo, incluso sin intervención quirúrgica.

La mujer:

- ¿Qué?

El hombre:

- Usted tiene que frotar papel higiénico entre ellos.

La mujer:

- ¿Y usted cree que esto me va a ayudar?

El hombre:

- Parece que a su culo ha funcionado de verdad…


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!