Ginecólogo y patólogo después del trabajo

Ginecólogo y patólogo después del trabajo afuera a la calle enfrente de la hospital.

El patólogo dijo: 

- ¡Oh, por fin, gente viva!

Ginecólogo dijo: 

- ¡Oh, caras, caras!


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!