Hoy me hubiere liberado del cárcel

Una mujer se despierta en medio de la noche y descubre que su marido no está en la cama. Se pone la bata y sale de la habitación. Lo encuentra sentado a la mesa de la cocina con una taza de café, pensativo y mira sólo hacia la pared. Corre una lágrima de sus ojos y él toma un sorbo de su café.
- ¿Qué pasa, cariño?¿Por qué estás sentado en esta hora en la cocina? - ella le pregunta.
- ¿Te acuerdas en este día hace 20 años tuvimos nuestra primera cita? ¡Tenia sólo 16 años!
- ¡Pero sí!
- ¿Te acuerdas de que tu padre nos pilló cuando hicimos el amor  en mi coche en el asiento de atrás?
- Sí, lo recuerdo muy bien, que nunca no voy a olvidar.
- Recuerdas también como él  retenido su pistola contra mi cara y dijo: “O te casas con mi hija o vas en el cárcel durante los próximos 20 años!"
- ¡Oh, sí! – dice la mujer .
Se quita la lágrima de su mejilla y le dice: 
- ¡Sabes que hoy me hubiere liberado del cárcel!

La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!