Los niños de una escuela van a ver una obra

Los niños de una escuela van  a ver una obra. El encargado de la obra les dice:
 - ¡Niños, pongan sus cascos! Si se le cae un ladrillo en la cabeza la va a romper. Y si ustedes tiene un casco - no hay problema. En este sentido, el año pasado hubo otra clase, un ladrillo golpeaba una niña en su casco y no la hizo nada, ella sólo sonrió y continuó.
Un niño dice:
- Yo conozco esta chica. Siga caminando con su casco y sonríe.


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!