¡No hay problema!

El hombre y la mujer durmiendo en su casa. El hombre por tercera noche no puede dormir - se levanta, fuma cigarrillos, se mueve por la casa. La mujer le preguntó:

- Cariño, ¿cuál es el problema de que no puedes dormir?

- ¡Mujer, gran problema! Tengo que devolver el préstamo a el vecino y no tengo dinero para hacer lo!

- Cariño, ¡no hay problema! Llama le y dile que no le puedes devolver su dinero. Entonces él no va a dormir y tu dormirás tranquilamente.


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!