Rubia fan de la cosmética cara

Caso de una rubia muy frívola y al mismo tiempo un gran fan de la cosmética cara. Su esposo para educarla un poquito se va y compra un ordenador. Lo trae a casa, lo desempaquetado, lo puso sobre la mesa y la dice:

- ¡Mi querida, ven a ver qué regalo te compré!

La rubia lo ve y le pregunta:

- ¿Qué es, cariño?

- A ver si puedes adivinar...

La rubia examinó más de cerca. En la parte delantera se dio cuenta que escribe CD y se arroja alegremente del cuello de su marido:

- ¡Aaah, Christian Dior, gracias cariño!


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!