Suscribiría para un diario

El cartero dejó de remar, se baja de la barca con una cara agria

y se presenta a farero con su carta. Él la toma y le dice:

- ¡Si la próxima vez que venga a mí tan amargo, suscribiría para un

diario!


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!