Un hombre camina por el cementerio

Un hombre camina por el cementerio por la noche y come pastel. De repente de la oscuridad se asoma una mano y el oyó un grito escalofriante:

- ¡DAME!

- ¿Que, el pastel?

- No. ¡La servilleta!


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!