Un hombre coge el teléfono

Un hombre cogió el teléfono.

- Sí - suspiró. - He tenido un día duro. Mildred esta de mal humor... Sé que debería ser más firme con ella, pero no es fácil. Ya sabes... Sí, me acuerdo que me lo advertiste... Sí, recuerdo que me rogabas no casarme con ella. Tenías razón... ¿Quieres hablar con ella? Está bien.

Cuelga y llama a su esposa en la habitación de al lado:

- Mildred, tu madre quiere hablar contigo.


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!