Un hombre de verdad

Un hombre de verdad es un hombre de acero. Es muy, muy difícil a romperlo. 

Entonces a la mujer le queda solo… qué lo lima.


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!