Una mala y una buena noticia

Psicólogo al paciente:

- Tengo para ti una mala y una buena noticia.

- Dime primero la mala.

- Me di cuenta de que eres homosexual latente.

- Bueno, entonces ¿que puede ser una buena noticia?

- ¡Me gustas!


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!