Una mujer cocina a su esposo solo alubia

Una mujer cocina a su esposo solo alubia, no hay dinero para otros productos. Un día, mirando a su esposo en un río cercano, hundido hasta la cintura, sudoroso y enrojecido por el esfuerzo.

- ¿Qué estás haciendo?

- No puedo mas con la alubia. Quiero comer pescado.

- ¿Y dónde está la caña?

- No pienso pescarla, pienso explosionar la..


La redacción no se hace responsable de las reacciones de sus lectores tras leer el contenido... Dejamos claro que no les compraremos pañales, ni pastillas para dolores de barriga, ojos ni cabeza!!!